¿Cómo elegir la tipografía perfecta para tu marca?

por Andrea Rodríguez Nicolás | Sep 26, 2022 | Blog, Consejos

Seguro que recuerdas el cuadernillo Rubio de caligrafía que te enviaban de deberes en el colegio. Tras mucha práctica, nacía tu propia tipografía, esa que con solo un vistazo, te reconocían hasta en las chuletas.

La identidad corporativa es un conjunto de elementos que hacen única y reconocible a una marca. Es mucho más que un logotipo, ya que transmite quién es, qué hace y los valores que defiende. En definitiva, la identidad de marca representa la personalidad de tu empresa.

Escoger una tipografía para mi marca

 

Uno de los elementos que ayudan a formar la identidad de una marca es la tipografía. Saber cómo escoger la tipografía adecuada es un proceso que no debe pasarse nunca por alto. Además de hacerlo atendiendo a criterios estéticos, debemos tomarnos un tiempo para reflexionar sobre qué es exactamente lo que queremos comunicar. 

Una buena elección nos puede ayudar a reforzar el mensaje que queremos transmitir, sin embargo, si nos equivocamos podemos confundir a nuestro público. Tómate el tiempo que necesites para tomar la mejor decisión, así luego, no tendrás que poner un tachón de tipp-ex y volver a empezar.

Como sabemos que puede ser un proceso complicado, en este post te dejamos una serie de consejos para elegir bien el tipo de fuente.

 

Cómo escoger la tipografía adecuada: atributos de cada fuente

 

Antes de empezar a probar fuentes sobre tu naming, te recomendamos que empieces el proceso creativo respondiendo a las siguientes preguntas:

 

  • ¿Cómo se llama mi marca?
  • ¿A qué se dedica mi marca?
  • ¿Qué quiero transmitir?
  • ¿Cómo quiero que se diferencia?
  • ¿Cómo son mis competidores?
  • ¿Dónde voy a utilizar y aplicar el logotipo?
  • ¿Cuáles son los gustos de mi audiencia?

 

Una vez definas estos conceptos, podrás tener una idea más aproximada de la apariencia que quieres conseguir en tu logotipo, ayudándote a elegir la mejor tipografía de entre las miles disponibles.

Las tipografías pueden clasificarse de muchas maneras. Una forma muy habitual es dividirlas en familias de fuentes. Cada una de ellas tiene una serie de características, cualidades o sensaciones asociadas. Conocerlas te ayudará a saber cómo elegir una tipografía. 

Serif, clasicismo y seriedad

 

Reciben este nombre por el remate que tienen en la parte superior e inferior de las letras, la serifa. Esta decoración nació con las primeras tipografías, por lo que es el tipo de letra más antiguo. Suelen asociarse con la elegancia, seriedad, clasicismo, sofisticación y confianza. Pueden ayudar a que tu marca parezca más consolidada y con mayor tradición, como es el caso de Dior o Rolex.

Sans-serif, modernidad y sencillez

 

Estas tipografías, a diferencia de las serif, no tienen decoración final. Por ello, muchas veces se les denomina también de palo seco, ya que sus trazos son rectos y limpios. 

Su estética hace que se asocien con sentimientos de modernidad, claridad, eficiencia o minimalismo. Son las más utilizadas en Internet, gracias a que se visualizan mucho mejor que las que tienen serifa, incluso muchas marcas han elegido este tipo de fuente para su restyling. Seguro recuerdas ver esta tipografía en los logos de LinkedIn o Visual Publinet.

Slab-serif, extravagancia y personalidad

 

Las tipografías de la familia slab-serif cuentan también con remates finales pero, a diferencia de las tipografías serif, estas suelen ser bloques mucho más gruesos y geométricos. Por ello, aunque lleven serifa, se obtienen identidades con una personalidad fuerte, atrevidas y modernas. Estos son los conceptos que han querido transmitir marcas como Sony o Honda.

Script, elegancia y creatividad

 

Su rasgo distintivo son sus trazos caligráficos y las letras ligadas unas con otras. Tienen mucha personalidad, lo cual puede ser bastante arriesgado pero, a la vez, puede dotar a tu empresa de una imagen única y muy reconocible. Pueden evocar elegancia, lujo, creatividad y libertad. 

Eso sí, ten cuidado al utilizarlas, ya que pasan de moda rápidamente si no se hace una buena estrategia de marketing que consolide la marca. La que sí se han montado un buen sarao con esta fuente son marcas cómo Coca-cola, una de las identidades más antiguas que se mantiene bastante fiel a sus orígenes.

Marcas con tipografía simple y legible

 

A veces buscamos tipografías tan diferentes y extravagantes que se nos olvida que, en la mayoría de los casos, el secreto está en la simplicidad. No hace falta ponerle corazones a los puntos de la i como en el colegio, recuerda los consejos de tu profe.

La tipografía debe ser clara y sencilla, ten en cuenta que tiene que poder reproducirse en diferentes lugares, productos y tamaños. Esto será mucho más fácil con una tipografía sencilla.

Además, es muy importante que sea perfectamente legible. Si el público no es capaz de leer el nombre, no se creará ningún tipo de comunicación, solo parecerá la receta de un médico. Para elegir tipografía de marcas vigila el tamaño de la fuente, el contraste o el espacio entre caracteres. Busca el equilibrio.

 

Evita seguir tendencias tipográficas

 

Es normal que si un estilo de tipografía está muy de moda queramos incluirlo en nuestra identidad de marca. Sin embargo, es algo que te desaconsejamos. Una tipografía atemporal sobrevivirá al paso del tiempo y podrá acompañarnos en toda nuestra andadura empresarial.

Además, poder mantener la tipografía durante muchos años nos dará una identidad fuerte y sólida y ayudará a crear imagen de marca.

Cuidado con las combinaciones de tipografías

 

Mezclar tipos de fuentes en tu marca, puede conseguir un resultado muy atractivo, pero usa este recurso con cuidado. Además de conseguir que queden bien visualmente, deberías intentar que cada una represente los diferentes valores de tu empresa de forma lógica.. Algunos trucos sobre cómo elegir la tipografía correcta si vas a hacer combinaciones son:

  • Mantén una jerarquía visual. Debe quedar claro cuál es la principal y cuál la secundaria.
  • No mezcles más de dos tipos. Recuerda que lo simple muchas veces es mejor.
  • Juega con las combinaciones. Puedes combinar diferentes tipografías, pesos, tamaños y anchuras para conseguir el mejor equilibrio.

 

Diseño de identidad de marca en Visual Publinet

Ahora que ya conoces estos tips para escoger la tipografía adecuada para tu marca, es hora de que afiles el lápiz y empieces probar.Si todavía tienes dudas y quieres contar con una empresa que te ayude a construir tu marca desde cero, ¡podemos ayudarte! En Visual Publinet somos referentes en diseño gráfico y en diseño de identidades corporativas. Ponte en contacto y haremos de tu idea una realidad.