Criterios y principios de usabilidad de una página web

por Sergio Fernández | Mar 9, 2022 | Blog, Consejos

Entrar en una web y que tarde en cargar, se solapen los contenidos o no se vea bien la letra es sinónimo de salir corriendo de allí. Durante el proceso de diseño y creación hay que tener muy en cuenta todos los factores que van a hacer que todo se vea y funcione correctamente. Pero, ¿en qué nos basamos para saber que hemos llegado al punto correcto? No tenemos una biblia ni un manual pero sí podemos guiarnos por una serie de criterios de usabilidad de una página web. Sabemos que ahora te ha entrado la curiosidad así que hemos interrogado a nuestro equipo de diseño y desarrollo web para que nos den unos cuantos tips.

 

Hablemos de usabilidad de una página web

Igual deberíamos empezar por especificar qué es exactamente la usabilidad web antes de empezar a hablar de qué necesitamos para conseguirla. No queremos entrar en muchos tecnicismos porque sino este se convertiría en otro de los millones de posts que hay sobre el tema en Google pero de los que todo el mundo sale igual de confundido al acabar de leerlo. Entonces vamos a intentar definir qué es la usabilidad de una página web a gusto de todos los consumidores.

¿Qué es la usabilidad de una página web?

Podríamos decir que la usabilidad es lo fácil que le resulta a un usuario hacer en una página web para lo que fue creada. Es decir, si se trata de una tienda de productos de mascotas, cuán fácil le ha resultado a una persona que quería comprar algo concreto, encontrarlo y comprarlo y cómo funcionó todo para que ese proceso fuera fácil. Es como si al acabar la compra tuvieras que puntuar del 1 al 10 cómo de fácil te ha sido todo el proceso. 

Importancia de la usabilidad

Hasta aquí todo es sencillo. Ahora vamos a hablar de por qué es importante y qué ventajas tiene la usabilidad de una página web, o más bien trabajar en ella. Como es obvio si una web funciona mal, te vas. ¿Y si te vas qué pasa? Pues para empezar que esa marca pierde una venta o un cliente y para seguir, probablemente ese usuario intente con todas sus fuerzas no tener que volver por allí a nada. Entonces, ¿qué conseguimos cuando trabajamos y mejoramos la usabilidad de nuestra página web?

 

  • Logramos que el usuario se familiarice antes con el funcionamiento de la página y que su manejo sea fácil e intuitivo.
  • Mejora la experiencia y satisfacción de los usuarios
  • Al mejorar la experiencia, facilitamos que vuelvan a visitar nuestra web y por lo tanto fidelizamos a los clientes. 
  • Aumentamos el tráfico
  • Si aumentan las visitas la probabilidad de que los visitantes se conviertan en clientes aumenta, por lo que aumentan los ingresos y las ventas a través de la página 
  • Cuando el usuario está contento con la experiencia es mucho más fácil que lo comunique, que recibamos un feedback con valoraciones positivas y que, además, recomiendo nuestra web. 
  • Disminuye el porcentaje de rebote.
  • Y con todo esto lo que conseguimos es mejorar la imagen de nuestra marca

 

Criterios de usabilidad de una página web

Ahora que ya entendemos el término y todo lo que puede hacer por nosotrxs procedemos a explicar en qué nos basamos para decidir si una web tiene buena o mala usabilidad. Existen una serie de puntos clave que podemos analizar y podríamos hablar de ellos como criterios de usabilidad de una página web.

Todos aquellos principios en los que nos tenemos que basar para que los usuarios sean capaces de utilizar las páginas web para lo que fueron creadas. Los criterios de usabilidad son, a grandes rasgos, principios de diseño que nos ayudan a comprobar con qué grado de dificultad o facilidad se presenta la web ante la experiencia del usuario.

Simplicidad

Uno de los primeros pasos a la hora de crear una web es hacer un boceto con las estructuras que queremos. Esta estructura debe ser lo más concisa y simple posible. Lo último que queremos es que el usuario se pierda por nuestra web y acabe desistiendo y saliendo para siempre. En todo momento debe saber en qué parte se encuentra y cómo moverse de una parte a otra. La clasificación del contenido debe ser lógica.

Rapidez

El tiempo medio de carga de una web debe ser de 4 segundos. Piénsalo y no mientas, ¿cuántas veces te has quedado esperando infinitamente a que cargue una web? Ninguna. Lo sabemos. Pues eso se aplica a tu web, ningún usuario esperará pacientemente a que se carguen todos los contenidos si no lo hacen de forma inmediata. Por lo tanto: web lenta, adiós potenciales clientes.

Jerarquía visual

Todo el contenido debe organizarse en pantalla de forma lógica, como lo hacemos al escribir. Lo más importante al principio y según vamos bajando lo más prescindible. Es muy probable que si el usuario no encuentre el contenido que busca a simple vista se acabe marchando. 

La jerarquía visual es fundamental, debemos poner títulos, subtítulos, textos e imágenes de una forma coherente y ordenada. Las imágenes y gráficos deben tener un tamaño proporcional y que no solapen los textos.

Diseño responsive

Que la mayoría de los usuarios a día de hoy consultan cualquier web de Internet desde el móvil es un hecho. La mayoría de webs, al principio, se creaban para formato ordenador y nadie se preocupaba por la vista de otros dispositivos. A día de hoy esto es impensable.

Un diseño responsive es aquel que adapta el contenido a cualquier plataforma desde la que se pueda visualizar una página web. Entrando desde un móvil, tablet, ordenador o cualquier dispositivo deberíamos poder ver y acceder a todos los contenidos de una página web. Sin que se solapen elementos o se descoloquen los contenidos. 

Contenidos

Aunque sabemos que es lógico, los textos deben estar bien escritos y manteniendo una consistencia lingüística. 

 

Cómo medir la usabilidad de una página web

Algunos de los criterios de usabilidad son fáciles de medir o identificar a simple vista, pero otros no tanto. Somos perfectamente capaces de darnos cuenta de que un texto gris claro sobre un fondo blanco es totalmente ilegible, pero igual no somos capaces de captar que la velocidad de nuestra web es ligeramente más lenta que la media del resto de páginas. Esto es un problema si no sabemos cómo medir la usabilidad de una página web más allá de comprobando manualmente todos los criterios. Pero como para todo siempre existen algunas ayudas o, en este caso, herramientas que nos ayudan a medir la usabilidad de nuestra web

Herramientas para medir la usabilidad de una web

Si quieres conocer un poco más sobre cómo se comportan los usuarios por tu web, dónde se paran más y si está funcionando como esperabas, te dejamos unas cuantas herramientas para medir la usabilidad de una web. Además son gratuítas.

  • Seevolution
  • Google Website Optimizer.
  • Click Density.
  • Five Second Test.
  • Navflow.
  • Clicktest.
  • Crazy Egg.
  • ClickTale.

 

Cómo mejorar la usabilidad de una web

Como ya os hemos dicho no hay una fórmula mágica para meter tu web y que salga con una usabilidad perfecta. Pero ahora que ya somos expertxs en materia, sabemos en qué nos tenemos que fijar, qué criterios de usabilidad de nuestra web debemos seguir y corregir y vamos a ponernos a ello cuanto antes. 

Ejemplos de usabilidad web

Hemos venido aquí a aprender cómo mejorar la usabilidad de una web y eso es lo que os hemos enseñado. Después de tantas webs ya sabemos qué puntos suelen fallar así que abre tu web mientras lees estos ejemplos de usabilidad web y vete marcando los que cumples.

  • Tu web tiene menús de navegación en cada página 
  • No abusas de ventanas emergentes
  • No abusar de elementos que puedan distraer al usuario
  • El diseño de toda la web es coherente. 
  • Puedes ver todos los elementos perfectamente tanto en tu móvil, como en el ordenador o en una tablet.
  • Todos los textos se leen correctamente
  • No se solapan elementos
  • Cuando haces click en un enlace te redirige a la ventana correcta

 

Como mínimo, deberías haber marcado 7 de los 8 puntos de esta checklist de usabilidad web. Si no es así, ¡ya estás tardando en escribirnos o pegarnos una llamadita!