Blog

Diseño web Coruña, Vigo, Lugo y Madrid / Actualidad  / El e-mail marketing sigue (y seguirá) siendo tendencia
El e-mail marketing es tendencia

El e-mail marketing sigue (y seguirá) siendo tendencia

50 años. Medio siglo, que se dice pronto. Es el tiempo que ha pasado desde que se envió el primer correo electrónico de la historia. En los 90 las empresas empezaron a utilizar el e-mailing como herramienta en sus estrategias de marketing y, aunque las cosas han cambiado mucho desde entonces, hay algo que no se puede negar: el e-mail marketing sigue siendo tendencia. Y ya te adelantamos que seguirá siéndolo.

 

Un poquito de historia 

La historia del e-mail marketing arranca en la década de 1970, cuando el informático estadounidense Tomlison creó un software que permitía enviar mensajes de texto entre ordenadores, aunque no fue hasta 1982 cuando se acuñó el término e-mail. En sus inicios, era un sistema muy costoso y con pocas posibilidades, así que las empresas no le prestaban demasiada atención.

Pero la cosa cambió en la década de los 90, con la democratización de Internet y la introducción del HTML. Este lenguaje supuso una auténtica revolución a nivel visual: nuevas tipografías que permitían jerarquizar mejor la información, posibilidad de incluir imágenes y vídeos para dar vidilla a los contenidos, más colorido para hacer los e-mails más atractivos…En resumen: experiencias mucho más visuales que se traducían en mejores resultados. Fue el principio de lo que hoy conocemos como e-mail marketing y su consagración definitiva como herramienta empresarial.

 

Tendencias del e-mail marketing

Hoy en día, el e-mail marketing sigue siendo tendencia y la forma más eficaz para la comunicación empresa-cliente. Lo dicen las cifras: un promedio de 38 euros ganados por cada euro invertido y un ROI que ronda el 4%. Es como para tenerlo en cuenta en tu estrategia digital.

Pero para que la inversión valga la pena, es imprescindible conocer las reglas básicas del e-mail marketing y seguir las tendencias que marcarán el futuro. Vamos a repasar algunas de las más importantes.

 

Personaliza y vencerás

A nadie le gusta recibir un correo electrónico que huele a plantilla a kilómetros. Para que tu estrategia de e-mail marketing surta efecto, cada envío debe adaptarse todo lo posible a la persona que vaya a recibirlo. Y aquí entra en juego una de las tendencias de e-mailing que nunca, jamás, deberías pasar por alto: la personalización. Y con personalización no nos referimos solo a incluir el nombre del destinatario o destinataria en el encabezado e incluso en el asunto (que también). Hay que analizar quién está tras la pantalla, qué tipo de contenido le interesa, con qué ofertas o descuentos le brillarán los ojos. Tener una base de datos bien segmentada es la clave para que tus e-mails funcionen. De lo contrario, estarás intentando matar moscas a cañonazos y el rendimiento de tus envíos bajará al subsuelo.

 

Automatizar o morir

¿Ya tienes tu base de datos segmentada y ya sabes qué tipo de contenidos vas a enviar? Pues es hora de automatizarlo. Esto no es ninguna novedad dentro de las tendencias de e-mail marketing, pero muchas empresas todavía no le están sacando partido. 

Una automatización efectiva se diseña en función de las acciones de cada cliente. Primero debes definir qué disparadores son importantes en tu proceso de compra y enviar un correo u otro en función de su comportamiento. Ejemplos de disparadores hay muchos: suscribirse a tu newsletter, añadir un producto al carrito, finalizar el proceso de compra… Cuando uno de ellos se active, se enviará el e-mail correspondiente, que llegará en el momento perfecto al lugar perfecto: la bandeja de entrada de tu cliente. 

 

E-mails para todo el mundo

La accesibilidad de tus contenidos puede marcar la diferencia con tu competencia y es un buen medidor de la implicación social de tu empresa. Se trata de que todo el mundo se sienta incluido y en esto juega un papel clave el diseño. Por ejemplo, para las personas daltónicas o con problemas de visión, es importante utilizar contrastes de colores fuertes que mejoren la legibilidad, procurando que todos los botones y enlaces sean fácilmente reconocibles. También ayuda incluir espacios en blancos que faciliten la lectura.

Otro punto importante es tener en cuenta a las personas invidentes. Muchas de ellas utilizan softwares de lectura de pantalla que reproducen el contenido en voz alta. Son sistemas que solo acceden a los textos, por lo que debes evitar incluir el contenido en gráficos. Utiliza también el campo alt text para explicar con palabras el contenido de las imágenes y así facilitar la comprensión de las newsletters.

 

Con sentidiño

Más que una tendencia de e-mail marketing, la protección de datos es una obligación que es más importante que nunca en el contexto actual. Aunque la protección de datos siempre ha sido un elemento esencial a la hora de llevar a cabo cualquier acción de marketing, nunca ha existido tanta información sobre el tema y la sociedad está especialmente sensibilizada con ella. Es imprescindible cumplir a rajatabla el RGPD: obtener el consentimiento de la persona antes de enviarle cualquier e-mail y asegurarte de que estás utilizando sus datos para los fines para los que tienes autorización. Por ejemplo, si alguien te ha proporcionado su dirección de correo para hacer una compra pero no ha autorizado la cesión de datos con fines publicitarios, no podrás enviarle promociones u ofertas. 

También debes tener en cuenta que, igual que alguien se ha suscrito voluntariamente a tu newsletter, tiene que tener las mismas facilidades para darse de baja. Esto no solo es una obligación legal; también repercutirá en tu imagen de marca y en la percepción que la gente tiene de ella. 

 

Palabras que emocionan

Los textos impactantes que tocan la patata de tu audiencia y la hacen sentirse parte de tu historia triunfan en todos los canales de marketing. Y el e-mail no es ninguna excepción. No subestimes el poder de las palabras y cúrrate el storytelling para que cada contenido deje huella en quien lo lea. Los mensajes masivos e impersonales son cosa del pasado… o ni siquiera eso. Un texto emocionante y cargado de significado ha sido, es y será siempre más persuasivo que cualquier fórmula manida y creada solo para vender.

 

¿Por qué el e-mail marketing sigue siendo tendencia?

 

Si aprovechas todas las posibilidades del e-mail marketing para tu negocio y aprendes a sacarle partido, puede ser una herramienta sumamente eficaz en tu estrategia. Son muchas sus ventajas frente a otros canales de marketing y muchos los motivos por los que e-mailing sigue siendo tendencia:  

  • Canal de comunicación directo con tu público: de tú a tú.
  • Más económico que otros recursos de marketing.
  • Muy eficaz para realizar test A/B y comprobar qué funciona mejor.
  • Excelente herramienta de fidelización.
  • Útil para reforzar tu imagen de marca.
  • Fácil de medir y calcular el ROI de la inversión.

 

Pensar que en tu sector no tiene cabida el e-mail marketing suele ser un error. Siempre hay algo que necesitas contar y que a tu público le interesa escuchar aunque, como con cualquier acción, necesitas que tus envíos estén respaldados por una buena estrategia. Dedícale tiempo y los resultados te sorprenderán, ¡palabrita de Visual Publinet! 

Unión Europea