Blog

Visual Publinet / Actualidad  / Los mejores restyling de la década

Los mejores restyling de la década

Con el paso del tiempo, muchas marcas ven cómo su identidad corporativa se queda desfasada y empieza a pedir a gritos un buen lavado de cara. Las tendencias en diseño gráfico, los nuevos gustos de los consumidores, los cambios en los objetivos de negocio… Todos estos factores desembocan casi siempre en una obligación irrenunciable: renovarse o morir. Hoy os traemos los que, en nuestra opinión, son los mejores restyling de la década.

 

BlaBlaCar

En enero de este año, la plataforma de viajes en coches compartidos anunció una remodelación tanto de su logotipo e identidad corporativa como de su aplicación y algoritmos con el objetivo de conectar cada vez a un mayor número de pasajeros.

Con esta nueva imagen de marca, abandona los tres colores anteriores (verde, azul y rojo) a la vez que cambian la tipografía por una más seria con la que pretenden mostrar que la compañía ha madurado. Frédéric Mazzela, su fundador, asegura que: “Los colores divertidos reflejaban la diversidad de nuestra comunidad y los mensajes que lanzábamos animaban a probar un nuevo modo de viaje. Pero hemos avanzado mucho en diez años. Por eso hemos renovado completamente nuestra marca, para que represente lo que realmente es BlaBlaCar: una red social que acerca a la gente a los lugares que más les gustan”

Desde Koto, la compañía encargada de este nuevo diseño indica además que las dos “B” de BlaBlaCar se han transformado en unas comillas para representar la interacción social y que “el solapamiento entre ellas refleja los dos lados de la experiencia viajero-conductor y las conexiones hechas durante el trayecto. Con esta simple idea de un símbolo que trasciende los idiomas, creemos que BlaBlaCar se convertirá en algo aún más reconocible en los muchos mercados en los que opera”.

Airbnb

El rediseño de marca de esta empresa de servicios de hospedaje nació como la necesidad de transformar la identidad de la compañía, ahora con mayor peso, hacia un concepto de pertenencia. El anterior diseño constaba de 2008, año de fundación de la empresa, y resultaba antiguo, además de no mostrar los valores actuales de Airbnb.

El nuevo símbolo fue creado en base a una idea que engloba cuatro elementos: las personas, los lugares, el amor y Airbnb. El resultado fue recibido con polémica, ya que gran parte del público le atribuyó a la forma del logo cierto parecido con los órganos sexuales.

Airbnb recibió esta viralidad de forma positiva, puesto que el hecho de que la gente hable de su nueva marca, hará que ésta se acabe quedando en el inconsciente colectivo.

Jazztel

Jazztel fue otra de las compañías que sufrió un restyling en estos últimos años. Tras haber sido adquirida por Orange en 2015, su imagen fue renovada para diferenciarse y convertirse en la firma “media” del gigante francés. Mientras que Orange está enfocada a clientes premium y Amena a clientes “low cost”, Jazztel quiere captar a aquellos usuarios exigentes que reclaman calidad pero a precios asequibles.

El primer cambio que observamos es el color, abandonando el naranja, color reservado a la matriz del grupo, para pasarse al amarillo, así como un cambio en su tipografía por una más sencilla y en minúsculas.

Además lanzan sus nuevas ofertas “Wow!” que según la empresa tendrán un tono fresco, de alegría e incluso euforia, que pretende evocar la satisfacción del cliente que es consciente de haber hecho la mejor elección.

Mozilla

Este proyecto ha destacado por tratarse del primer rediseño público de la historia, esto es, la compañía ha ido compartiendo todos los pasos dados con el fin de nutrirse del feedback aportado por los usuarios.

Mozilla ha llevado a cabo este restyling con el fin de reposicionarse y ganar repercusión en el mercado, puesto que se trata de una entidad poco conocida en contraste con la popularidad de sus productos (Firefox, Thunderbird…).

El logo definitivo guarda vínculo con el código de las URL, utilizando los caracteres “://” a modo de letras “i” y “ll”, y agrega un recuadro negro que simula la forma de seleccionar los textos en pantalla. La compañía explica en su blog esta inclusión: “Estamos tan comprometidos con hacer de Internet un recurso global público y saludable, abierto y accesible a todo el mundo, que hemos metido el lenguaje de Internet dentro de nuestra nueva imagen”.

Instagram

En el año 2016, una de los restyling más sorprendentes fue el de Instagram. Pasamos de un logo retro a uno mucho más minimalista. El objetivo de esta nueva versión es dejar atrás la imagen de ser una simple aplicación de fotografías y reflejar la verdadera comunidad en la que se había convertido.

Durante su desarrollo, llevaron a cabo un proceso de investigación para ver qué era para los usuarios lo más representativo o lo que más les gustaba del anterior logo y llegaron a una conclusión: casi todos hacían referencia al arco iris, la lente y el visor. En base a esto, crearon un nuevo logo mucho más simplificado en el que el degradado de colores se convierte en marca diferencial teniendo en cuenta que el resto de redes sociales siguen apostando por colores sólidos.

Los 40

También en 2016 y coincidiendo con su 50 aniversario, esta emisora de radio nos sorprendió con un cambio de imagen e incluso de nombre, pasando de denominarse “Los 40 Principales” a ser únicamente “Los 40”.

Diseñado por Gold Mercury International, este nuevo logo se caracteriza por unas bandas en los colores característicos de la emisora que según la compañía simbolizan “la conexión entre culturas, la diversidad y la música global”. Además con esta nueva imagen pretenden reflejar la evolución de la compañía hacia el entretenimiento en general y no sólo como emisora de radio.

Sin embargo, estos cambios no han estado exentos de polémica y tras el revuelo creado por el nuevo logo de Instagram, el de los 40 se ha convertido en el nuevo foco de las críticas que han llegado a destacar su parecido con el logo de Google Drive.

Openbank

La banca online, filial del Grupo Banco Santander, ha decidido reinventarse. Además de rediseñar su marca, se decantó por cambiar su catálogo de productos, la web y su app, buscando ganar mayor autonomía en el mercado, desmarcándose así del Grupo.

Para ello, Openbank suprimió en su logo cualquier referencia al Banco Santander y abanderó su cambio en torno al símbolo de una llave, construida con las iniciales de la marca, la cual pretende representar la apertura y la oportunidad. Así mismo, para completar la dotación de identidad propia, se llevó a cabo un cambio en la tipografía y se dejaron atrás los colores gris y rojo que lo vinculaban al Grupo Santander.

La transformación de la plataforma del banco online, convierte a Openbank en la primera entidad española completamente digital, cuya estrategia girará en torno tres conceptos: La sencillez, lo personal y unos precios muy competitivos.

 

Reebok

Este gigante de la moda deportiva optó por un cambio de posicionamiento en el mercado, enfocando su estrategia hacia un público relacionado con la vida de gimnasio, en disciplinas como crossfit, yoga o baile.

El nuevo símbolo ya existía desde años atrás, siendo el que distinguía a la sección de crossfit de Reebok. En 2014, la compañía creyó conveniente adoptar el Delta para representar a la totalidad de la compañía de forma acorde con su reposicionamiento.

El gerente de marca de Reebok, Matt O’Toole explicó el significado del símbolo: “El Delta tiene tres partes bien diferenciadas que representan cada uno de los cambios positivos que pueden experimentar las personas, los cambios físicos, mentales y sociales… esta nueva marca señala un propósito definido y servirá de inspiración para los que persiguen una vida más plena por medio del ejercicio.

 

Iberia

En 2013, inmersa en una importante crisis, la principal aerolínea española decidió darle un giro a su imagen. Una nueva idea que no solo se traduce en un cambio de logotipo, sino de todos los elementos que nos acompañan en su experiencia de viaje.

En este nuevo diseño han decidido prescindir de la corona. Eso sí, según Iberia, la Casa Real “ha estado informada en todo momento de los bocetos relativos a la nueva imagen y ha dado su conformidad” y como muestra de agradecimiento han decidido bautizar al primer avión de esta nueva línea como “Juan Carlos I”.

Lo que sí se mantienen son los colores de la bandera española (rojo y amarillo) aunque el rojo pasa a ser el principal emblema de la marca. En cuanto a la tipografía, se abandona la cursiva del logotipo anterior y se apuesta por unas letras más anchas. Sin embargo, el mayor cambio se observa en el logo, que aunque mantiene la esencia de las iniciales “IB”, se inspira ahora en la cola de sus aviones, lugar que ocupará a partir de ahora en su totalidad.

 

Estos son sólo algunos ejemplos de restyling, los que más nos han inspirado o los que más nos han llamado la atención en los últimos si años. Si tú tienes otro en mente y no aparece en esta lista, estamos deseando que nos lo cuentes en los comentarios para intercambiar opiniones.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies