Qué es un briefing y cómo se hace

por | Abr 16, 2024 | Consejos

El briefing o brief, es una herramienta básica a la hora de poner en marcha cualquier proyecto de marketing o publicidad. Si tuviéramos que compararlo con algo, podría decirse que es como un manual de instrucciones, ya que contiene todos los pasos que debemos seguir para empezar un proyecto: nos ayuda a definir los objetivos, la estrategia y el plan de acción. Así que si no sabes qué es un briefing y cómo se hace, presta mucha atención, porque a partir de ahora se convertirá en tu aliado. ¡Ya verás!

¿Qué significa “brief” o “briefing”?

El término brief se traduce del inglés como “breve” o “conciso”. Y te preguntarás, ¿y cómo se aplica esto al ámbito empresarial? El brief en marketing o en la publicidad es un resumen informativo que contiene todos los detalles de un proyecto o tarea.

El brief de una marca es el documento o la guía que nos dará toda la información sobre la misma y en base a la cuál trazaremos los pasos a seguir a nivel estratégico. Aquí se definirá el público objetivo, el presupuesto, los objetivos a alcanzar, los plazos de entrega…

Y por si te lo estabas preguntando, no, no existe una plantilla de briefing universal de la que podamos hacer copia y pega en cada proyecto. Este documento es único y variará en función de las necesidades e intenciones de cada cliente.

Importancia de aportar un buen briefing de marca

Un briefing de marca bien hecho es fundamental para el éxito de cualquier estrategia de marketing y comunicación.

Este documento nos dará la información necesaria para comprender completamente las necesidades del cliente, sus objetivos y la dirección que les gustaría seguir.

  • Establece una comunicación efectiva entre todas las partes involucradas.
  • Proporciona una guía estratégica que ayude a mantener el enfoque de los objetivos de la marca a largo plazo.
  • Permite optimizar el tiempo y los recursos, ya que reduce la necesidad de revisiones y cambios de último minuto.
  • Permite medir los resultados de manera efectiva, facilitando la evaluación del rendimiento y el retorno de la inversión.

Cómo se hace un brief: a qué te enfrentas

Como ya te hemos explicado anteriormente, no existe un brief estándar o común para todos los sectores y clientes, sino que la información que necesitamos recopilar variará en función de si es un briefing de publicidad, un briefing de marketing, un briefing creativo

Entonces, antes de preguntarnos cómo realizar un brief, debemos tener en cuenta el tipo de marca con el que estamos trabajando y cuáles serán los objetivos y necesidades específicas que debemos tener en cuenta para saber a qué nos estamos enfrentando.

Recopilación de información

En la fase inicial del proceso de briefing tendrás que volverte un auténtico detective. Deberás tener completamente claro cuál es el perfil del cliente con el que vas a trabajar.

Esto incluye conocer la historia y valores de la marca, cuál es su audiencia, qué es lo que vende o comunica, cómo es su personalidad…

Ten claras las expectativas

Es fundamental que comprendas a la perfección que es lo que espera el cliente del proyecto y cuáles son sus expectativas. Tendrás que identificar cuáles son los objetivos específicos que desea lograr y tener en cuenta cualquier limitación presupuestaria, temporal o técnica que pueda afectar al desarrollo del proyecto.

La importancia de la comunicación

Siempre se dice que la comunicación es muy importante, ¿verdad? Pues también lo es dentro de todas las fases del proyecto. Desde la escucha activa, para comprender las necesidades y preocupaciones del cliente, hasta el propio lenguaje que emplees en la redacción del briefing.

Asegúrate de transmitir la información de forma clara y concisa, evitando ambigüedades que puedan generar confusiones o malentendidos.

Revisión y aprobación

Después de redactar el briefing, ¡pide feedback a tu equipo! A veces, se nos puede pasar alguna cosa por alto y siempre está bien que otro par de ojos le eche un vistazo al documento para comprobar que cumple con todas las necesidades del cliente y, sobre todo, que está libre de errores.

Tras esa revisión interna, será el cliente el que tenga que dar su aprobado final antes de proceder con el desarrollo del proyecto.
Seguimiento y adaptación
Ningún proyecto sale perfecto a la primera, ¡ojalá! Lo normal es que a lo largo de todo el proceso creativo vayan surgiendo cambios y nuevas necesidades que requerirán ajustes en el briefing.

Y por eso es fundamental mantener siempre una comunicación abierta con el cliente, garantizando así una colaboración efectiva con el equipo de trabajo.

Elementos del brief

Aunque no exista una plantilla común para todos los proyectos, sí hay una serie de puntos que debemos incluir.

Recuerda, que el brief es como un mapa detallado que servirá de guía para todo el equipo a lo largo del proceso de desarrollo del proyecto, por lo que estos elementos son fundamentales:

Título y descripción del proyecto

En este punto es importante que definamos qué es lo que buscamos conseguir, cuáles son los objetivos del proyecto, su propósito y su alcance.

Público objetivo

En este apartado deberás proporcionar información detallada sobre el target o audiencia, incluyendo sus características demográficas, comportamientos, necesidades y preferencias.

Competencia

Analizar a los principales competidores de la marca nos permitirá evaluar sus estrategias, fortalezas y debilidades. ¿Y para qué nos sirve esto? Pues esta información nos resultará muy útil a la hora de identificar oportunidades para destacar y posicionarse de manera efectiva en el mercado.

Por ejemplo, conocer a nuestra competencia nos dará ventaja si pensamos en una posible internacionalización de la marca.

Mensaje clave

¿Cuáles son los conceptos o ideas principales que queremos transmitir? En este punto deberemos definir los mensajes claves de la marca. Estos deben ser concisos, relevantes y coherentes con la identidad de la marca.

Estilo y tono

El estilo visual y el tono de voz son aspectos fundamentales de la comunicación de una marca. Es importante asegurarse de que estos elementos están alineados con la identidad de la marca y son apropiados para la audiencia a la que nos queremos dirigir.

Restricciones y presupuesto

Por último, pero no menos importante, debemos detallar las limitaciones y restricciones que tenemos que tener en cuenta durante el desarrollo del proyecto. Esto puede incluir restricciones de tiempo, presupuesto, recursos y requisitos técnicos.

En este punto es importante ser realistas. Sobre todo, para evitar sorpresas o complicaciones más adelante en el proceso.

Si después de haber leído toda esta entrada de nuestro blog, todavía tienes dudas sobre cómo se hace un brief, cuáles son los elementos del brief que no pueden faltar o para qué sirve, ¡no te preocupes! En Visual estamos aquí para resolver tus dudas y ayudarte en todo el proceso.